Cracovia, Una Ciudad Con Corazón De Navidad

El eslogan navideño de “volver a casa por navidad” sigue siendo una de las máximas durante el mes de diciembre para muchas familias en todo el mundo.

 

Aunque cada vez más, empieza a ponerse de moda que esas reuniones navideñas alrededor de una mesa, se hagan viajando a descubrir la navidad en otras partes del mundo.

 

Uno de esos lugares en donde se vive y se siente el color y el calor navideño de una forma especial es en la hermosa ciudad de Cracovia.

LA LEYENDA DE WAWEL Y DE LA CIUDAD DE CRACOVIA

Castillo de Wawel

Hay castillos de cuento que durante la navidad adornan sus leyendas envueltos en nieve como el de Wawel y su dragón.

 

Cuenta la historia que encaramado en una colina sobre el Vístula, el río que baña Cracovia, vivía un dragón que tenía atemorizada a la población.

 

Tras muchos intentos de acabar con él, el Príncipe Krak ofreció la mano de su hija a aquel que consiguiera deshacerse de él.

 

Tras muchos intentos, un zapatero se las ingenió para rellenar una oveja con azufre que fue engullida por el dragón provocándole tal sed que se bebió la mitad del río hasta que finalmente explotó.

 

Para celebrarlo, el Príncipe decidió construir un castillo sobre la colina de Wawel y fundar la ciudad de Cracovia a su alrededor en lo que supone una de las leyendas más antiguas de Polonia.

 

Hoy el impresionante castillo de Wawel se puede visitar junto a una simbólica estatua de aquel dragón que echa fuego por la boca dando vida al cuento.

VIVE EL ESPÍRITU NAVIDEÑO DEL RYNEK

Rynek en navidad

Y si en algún sitio se puede vivir el espíritu navideño, ese es en el corazón de Cracovia gracias a las luces y al color de su mercado de Navidad que cada año tiene lugar en la plaza principal.

 

En rynek, como así se la conoce, se montan decenas de pequeños puestos a su alrededor en donde se venden un sinfín de productos típicos y dulces propios de estas fechas.

 

Allí, bajo la atenta mirada de la belleza de la basílica Mariacka, encontrarás dulces típicos, diferentes tipos de embutidos, quesos de la zona, sopas reconstituyentes con las que calentarte, recuerdos de la ciudad, motivos navideños y por supuesto el característico vino caliente que no puede faltar en estas fechas.

 

¡Pasea bajo la nieve y enamórate de la navidad en Cracovia entre su puestecitos y en la lonja de los paños en el centro de la plaza!

RECORRE EL CASCO ANTIGUO EN CARRUEAJE

Paseo en calesa

Si ya de por sí recorrer a pie las calles de Cracovia tiene encanto, no pierdas la oportunidad de hacerlo subido en una calesa de auténtico cuento.

 

Los carruajes blancos, cerrados en invierno para protegerse de la nieve, son ya característicos y forman parte del paisaje del casco antiguo de la ciudad.

 

Tirados por dos caballos engalanados a juego con el resto del transporte, permiten recorrer en un mágico paseo el llamado “tesoro de Polonia” al compás del sonido las herraduras.

 

Sin duda, una de las mejores experiencias para sumergirte en la belleza de la Cracovia antigua.

ENDÚLZATE CON LA CHIMNEY CAKE BAKERY

Kiosko de chimeneas dulces

¿Habéis oído eso de a que nadie le amarga un dulce? ¡Qué se lo digan al Chimney Cake Bakery!

 

Mientras caminas por la ciudad vieja de Cracovia maravillándote con su arquitectura única, no muy lejos de la puerta de Florianska hay una parada obligada que has de hacer: ¡el kiosko de las deliciosas chimeneas!

 

En el Chimney Cake Bakery encontrarás estos irresistibles dulces alargados en forma de chimeneas rellenos de muchísimos sabores. De coco, con chocolate, de crema, de nata … ¡apetecibles haga frío o calor, no podrás comer solo uno!

ATRIUM HOTEL

Habitación del Atrium hotel

Y una de las preguntas recurrentes que siempre surgen cuando viajamos a algún lugar es esa de, ¿y dónde me quedo?. Toda escapada necesita su base de operaciones y en Cracovia una buena opción es el Atrium Hotel.

 

Situado en una calle muy céntrica a apenas 5 minutos de Florianska, la principal calle comercial del casco antiguo, es una fantástica opción para visitar a pie toda la ciudad.

 

Tanto si viajas en pareja o en familia, el Atrium Hotel ofrece habitaciones privadas o pequeños apartamentos con cocina para que no te falte de nada.

 

Para aquellos a los que les guste desayunar, cuenta con un buen buffet con muchas alternativas para acompañar tu café o té de la mañana.

LOS BELENES DE CRACOVIA

Szokpi de Cracovia

¿Has oído hablar de los “Szopki”? Una de esas curiosidades de Cracovia durante la navidad son esa especie de castillos de diferentes colores y tamaños que se instalan en muchos escaparates de negocios y puestos por toda la ciudad.

 

Si te fijas bien, podrás darte cuenta de que la construcción se trata en realidad de un pesebre, en donde aparecen representados diferentes personajes y escenas de la biblia.

 

Si te has quedado prendado de la singularidad de estos belenes típicos de Cracovia quizás pueda convertirse en el suvenir perfecto para regalárselo a alguien o a ti mismo.

CONOCE EL EMBLEMÁTICO SINGER CAFÉ

Clásico entre los clásicos de Kazimierz, el bohemio barrio judío de la ciudad de Cracovia, se encuentra el mítico Singer Café.

 

Conocido así por su decoración kitch y sus mesas hechas a base de la famosa y vetusta máquina de coser Singer, es uno de esos lugares ideales para quitarte el frío tomándote un café o chocolate o bien un chupito de vodka.

 

Con el ambiente especial que le da la iluminación de sus velas, es un viaje al pasado para sorprender y compartir una buena conversación o hacer una pausa en tu visita. Lo que sí es seguro es que el Singer Café que no te dejará indiferente.

EL SABOR DE POLONIA BAJO LOS ÁNGELES

Menú navideño polaco

Si eres de buen comer y buscas un lugar que por calidad precio sacie tus expectativas no busques más.

 

En el restaurante Pod Aniolami, que se traduce como “bajo los ángeles”, no andarías equivocado si pensases que su nombre viene de que comer allí es como algo celestial dada la calidad de sus platos y de su buen servicio.

 

En realidad en el Pod Aniolami, que está pleno centro histórico, cuenta en su interior con un local antiguo que mantiene la estética medieval y muchas elementos de época.

 

Entre sus especialidades está una cuidada variedad de platos típicos de la cocina polaca con la que te chuparás los dedos y además en navidad, ofrecen a sus comensales un menú típico de estas fechas. ¡Totalmente recomendado!

 

- Alberto Menéndez Sánchez