Guía Para Foodies En Bruselas

Cuando viajas a cualquier lugar hay que hacerlo con los 5 sentidos. Hay ciudades que te atrapan por el gusto o que llevan sabores que ineludiblemente forman parte de ellas. La gastronomía de cada sitio es diferente y para poder decir que conoces un lugar de verdad hay que sumergirse en su cocina y en su cultura culinaria. En la ciudad de Bruselas te proponemos una guía para foodies con algunos de sus indispensables:

Mejillones con patatas fritas

Foto: Típicos mejillones con patatas fritas

Uno de los platos más característicos es el sabor del mar del Norte de los típicos mejillones de la costa de Flandes que se pueden probar en casi cualquier mesa de la capital y en el resto del país, eso sí, siempre bien flanqueados por esa resultona mezcla con otro de los sabores patrios, el de las patatas fritas.

 

Y es que en Bruselas las patatas fritas que no falten. Y eso que extrañamente se las conoce como “French fries” a pesar de que nada tienen que ver con Francia. Al parecer el término se debe a un error de traducción del inglés que quería referirse a “cortar en tiras”.

 

Pero volviendo a los mejillones, se dice que la ración media que suele servirse en los restaurantes de Bruselas es de 1 Kg por persona, y que los meses más propicios para su consumo son aquellos que llevan la letra “R”. De entre las muchas posibilidades, un lugar interesante para probarlos es “Le Zinneke”.

Le Zinneke

Foto: Le Zinneke

Place de la Patrie 26,
1030 – Schaerbeek

 

En “Le Zinneke” (que en dialecto de Bruselas se traduce como “el pequeño bastardo”) son unos especialistas y los preparan de hasta 69 formas diferentes acompañados de la inseparable ración de patatas. Podrás sentarte en la terraza para disfrutarlos mientras calmas la sed con alguna de sus cervezas artesanales cuyo sabor bien paga su precio. Más vale que reserves si quieres estar seguro de encontrar sitio.

Cervezas

Foto: Quinn domborwski

En Bélgica se producen más de 700 tipos diferentes de cerveza, siendo Bruselas todo un paraíso para los amantes del lúpulo. Su tradición cervecera viene de lejos, desde la mismísima Edad Media hasta nuestros días. Tanto se cuida el proceso de elaboración que a la hora de servirla no se escatima en nada, y la mayoría cuenta incluso con su propio vaso para poder disfrutar mejor de su sabor. La cerveza en Bruselas se toma muy en serio, y uno de los lugares donde disfrutarás de una infinidad de variedades es Delirium.

Delirium

Foto: Phil Whitehouse

Impasse de la Fidelite 4A
1000 Brussels

 

Todo el que va repite. El Delirium Café (nombre que proviene del término latino “Delirium Tremens”) hace referencia al síndrome de abstinencia del alcohol y de ahí quizás a modo de alucinación, su simpático logo de un elefante rosado. Delirium es toda una referencia en la ciudad inscribiendo su nombre en 2004 en el libro Guinness de los records por su larga lista de cervezas con más de 2000 opciones de hasta 60 países diferentes.

 

Un local animado en donde nunca falta el buen ambiente y en el que de vez en cuando hay actuaciones en directo. Y además, si no sabes de cerveza o eres de los que no se deciden, no te preocupes, ellos te aconsejan de acuerdo a tus preferencias. Te guste o no la cerveza, bien merece la pena pasarse un rato para echar un ojo a su carta.

Los Chocolates

Foto: Dimitris Kamaras

La reputación chocolatera en Bélgica es mundial y Bruselas es el mejor exponente de tal fama. De hecho son los inventores del bombón y de la crema de chocolate. No es de extrañar que según las estadísticas los belgas consuman por cabeza unos 8 kgs de chocolate al año. Su secreto, el uso del 100% de manteca de cacaoen su elaboración. La variedad es grande, desde tabletas, a figuras más elaboradas pasando por su producto estrella, el praliné. En Bruselas tendrás la posibilidad de participar en alguno de los muchos talleres o catas chocolateras, o visitar alguna de sus principales tiendas.

Godiva

Foto: Godiva

Grand-Place 21-22
1000 Brussels
Todos los días de 10.00 a 19.00.

 

La marca Godiva ha ido creciendo desde la inauguración de su primera tienda en 1926 en la Grand Place de Bruselas. Hoy es una de las marcas más prestigiosas y Godiva y sus escaparates son irresistibles símbolos de calidad. Esa pequeña primera tienda original todavía se mantiene y algunas de las especialidades que no debes dejar de probar son sus trufas, sus tabletas de chocolate o sus bombones. Ahora bien, los fresones con chocolate serán tu perdición.

Los Gofres

Foto: Vanie Castro

Los gofres son otro de los tesoros de la gastronomía belga. Esta masa ligera es consumida en todo el país en alguna de sus variedades, destacando el tradicional “gofre de Bruselas” (de forma rectangular), que a pesar de lo que indica su nombre fueron inventados contrariamente en Gante en 1839. Se puede tomar de muchas formas, pero suele servirse caliente espolvoreado con azúcar glass o con nata, chocolate o frutas por encima. Los verás por toda la ciudad, pero prueba los de la Maison Dandoy en busca del genuino sabor del gofre belga.

Maison Dandoy

Foto: Maison J. Dandoy

Rue au Beurre 31
1000 Brussels

 

En la Maison Dandoy enseguida te envolverá el delicioso aroma olor vainilla a gofre recién hecho que te indicará que has llegado al lugar correcto. El local está dividido en dos pisos, el de arriba que es una cafetería en la que se hacen y sirven los “Waffles”, y el de abajo donde hay una tienda con muchos otros productos elaborados por ellos como diferentes tipos de pastas o los tradicionales spéculoos (galletas de Navidad). A diferencia de otros lugares, en la Maison Dandoy puedes encontrar algo de cola, pero no es más que un símbolo de la calidad y la certeza de un buen gofre preparado en el momento.

 

Y aunque el listado de comidas y platos típicos en Bruselas continúa con el waterzooi, el estofado flamenco o el Stoemp, en este artículo no hemos hecho más que abrirte el apetito para que ahora sigas investigando por tu cuenta.

 

- Alberto Menéndez Sánchez